“Ser Capaz” Saber, Querer y Hacer

Las personas tenemos dentro de nosotras todo lo necesario para poder abordar o resolver  cualquier tarea o  circunstancia, pero una vez planteada la situación a la que hay que dar respuesta  no siempre somos “Capaces”  de hacerlo.

¿Cómo es posible?

Para resolver con éxito un problema, no basta con tener, sólo, los conocimientos necesarios para resolverlo. Es importante disponer de la intención de enfrentarlo, y de la determinación de llevarlo a cabo.

Por lo tanto, para conseguir resultados, es necesario Saber, Querer   y Hacer.

Tener la actitud, la motivación, para querer resolver algo, te predispone a la acción, a probar soluciones y a generar otras muchas a partir de lo que ya conocemos.

Implica Innovar, desarrollar  nuevas acciones creativas y audaces que generan mejoras y ofrecen  la oportunidad de seguir aprendiendo y progresar.

Si a la  suma de  Saber + Querer + Hacer le añades  la consigna “No existe el fracaso solo hay aprendizaje” ya tienes la Clave.

¡ADELANTE!

Conseguir resultados

Te has preguntado alguna vez ¿Qué es lo que hace falta para que una persona tenga éxito?

¿Talento? Sí,  pero no basta con ser bueno en algo, ¿qué es lo que te hace ser el mejor?  La pasión.

La pasión da fuerza al talento y en coaching creemos que  la clave para conseguir  buenos resultados  está  en la unión del Talento y la Pasión.

Talento

Se trata de la capacidad de darle un valor único al desempeño de una ocupación o actividad. Está vinculado al concepto de aptitud e inteligencia,  se conoce como el conjunto de facultades, tanto artísticas como intelectuales, que dispone una persona.

El talento es la aptitud que le permite a alguien no solamente sobresalir del resto sino también conseguir, con éxito asegurado, el desempeño de una función determinada porque cuenta con las herramientas necesarias para destacar en ella.

El talento puede ser innato o heredado, o puede desarrollarse con la práctica y el entrenamiento.

Como dice Daniel Coley “El talento es práctica y la Practica es talento”

Pasión

Es una emoción  intensa que engloba el entusiasmo vivo o deseo que se pone en algo o alguien, estableciéndose una fuerte afinidad e inclinación.

Cuando una persona responde a su pasión, su principal intención es satisfacer su deseo y expresar sus sentimientos sin restricciones ni limites.

La pasión crea fuego y  provee de  fuerza a las personas llenándolas de energía.

La pasión puede capacitarte para hacer aquello que realmente te propongas y sirve de estimulante al talento.

Te has preguntado ya ¿Qué es lo que te gusta hacer? y ¿en que eres bueno?  Hazlo y saca el mejor partido de ti mismo. Recuerda  que tienes dones únicos que te hacen irrepetible.

La puesta en marcha: la importancia del propósito

¿Querría usted indicarme qué camino debo tomar para salir de aquí? -preguntó Alicia en la novela de Lewis Carrol. – Eso depende en gran medida del lugar a donde quieras ir -respondió el gato. -No me preocupa mucho a donde ir – dijo Alicia. En ese caso ¡poco importa el camino!-declaró el gato.

¿Cómo llegar si no sabemos dónde ir? Nuestro cerebro trabaja en base a objetivos, sino le decimos a dónde queremos ir, difícilmente nos ayudará a llegar.

Para poder ponernos en marcha,  lo primero que tenemos que saber es  ¿dónde quiero ir?, preguntarnos ¿qué  es lo que quiero conseguir?, ¿Cuáles son los valores que me guían?, ¿Por qué estoy aquí? Estas preguntas pueden  encararnos con nuestra realidad y  hacernos plantear posibles cambios, abriendo la posibilidad de poder modificar nuestra vida.

Tener un propósito claro nos ayuda a dar sentido y otorgar significado a cada una de las acciones  que emprendemos cada día.

Cuando descubrimos nuestro propósito, nuestra vida se aclara y adquiere perspectiva. Solo cuando hayamos prestado atención a estas preguntas, seremos capaces de identificar realmente ¿Qué es lo que queremos conseguir? y los recursos que disponemos para ello.

Es  a partir de ese momento,  que podemos  fijarnos objetivos coherentes que nos acerquen cada vez más a nuestro motivo de existir. Permitiéndonos  orientar todo nuestro  esfuerzo y potencial a la consecución de metas que nos hagan sentir más plenos y  realizados. En definitiva más felices.

Afrontar los Cambios

La vida está hecha de cambios

El cambio es la transformación de un estado anterior hasta su estado posterior, que le sucede. Hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra.

Cada transformación implica no sólo una modificación interna, sino también un reajuste de las relaciones que existen con el  exterior. Este reajuste alcanza no sólo a la estructura interna previa, sino también a la estructura de todos los elementos externos que están involucrados. Nada existe totalmente desconectado de lo que le afecta.

De ahí que cueste asimilarlos.

En muchas ocasiones, queremos cambiar pero no sabemos cómo, ciertamente la necesidad del cambio no implica la capacidad del mismo.

Cualquier cambio precisa de una evolución personal, que implica el autodescubrimiento de capacidades personales ocultas que creíamos no poseer y que hasta el momento eran desconocidas para nosotros.

Asimilar el cambio requiere de mente abierta y valentía para entender la adversidad como una oportunidad  de mejora y superación.

En este proceso el coach facilita la  liberación de dichas capacidades innatas y las pone al servicio  de la persona  para apoyarle en la gestión y afrontación  del cambio.

La conversación con un Coach  ayuda a definir y clarifica acciones, explorar caminos, adquirir  habilidades…

Por  tanto, la labor del coach es el de estimular, ampliar visión, desmontar obstáculos, ayudar a analizar y generar alternativas, permitir aflorar las emociones y ofrecer herramientas para su gestión, concretar actuaciones y animar a la acción.

¡ATRÉVETE! CAMBIA.

En coaching creer en el cambio es hacerlo posible.

Coaching una forma de sentir, pensar y actuar.

El coaching supone algo más que una profesión de moda, trasciende a una forma de entender el mundo.

Es una filosofía de vida, un modo de relacionarse con el género Humano.

Va más allá, de una mera metodología para la mejora del rendimiento centrada en la consecución de objetivos.

Se trata de “Creer”, de creer que las personas tenemos dentro de nosotras mismas todo lo necesario para tener éxito y ser feliz.

Es dar poder, fortalecernos en nuestra capacidad de controlar lo que nos ocurre.

Es un acto de generosidad hacia nosotros mismos y los que nos rodean.

En definitiva, Coaching es creer que podemos hacer del mundo un lugar mejor